viernes, 3 de julio de 2009

La vida sin el mail y el mensaje de texto


Me pregunto que sería de nuestras vidas sin la tecnología, puntualmente sin el mail y el mensaje de texto. Para entrar de lleno en esta cuestión solo tenemos que hacer un poco de memoria, apelar a nuestros recuerdos, para poder entender como vivíamos.
A simple vista se me viene a la cabeza la idea de que todo era más personalizado: en el caso de un trabajo la persona tenia que ir personalmente a dejar su CV y hacer una larga fila que abarcaba cuadras y cuadras, no tenía otra posibilidad. Mismo en el caso de las escuelas, para hacer trabajos prácticos o juntarse, los jóvenes tenían que tener todo arreglado de antemano porque no había posibilidad de improvisar: No existían cadenas de mails ni nada por el estilo.
En el caso de una chica la situación era mas compleja, había que llamarla a la casa el día anterior (con el riesgo de que te atendiera el papá) y arreglar la cita para el otro día (con el riesgo de que alguno no vaya o no tenga como avisarle que se estaba retrasando). Algunos tenían la suerte de compartir el colegio o lugar de trabajo, pero nadie contaba con estas actuales herramientas que lo facilitan todo. ¿A que quiero llegar con esto? A que hoy conoces una chica, pegas onda, lo primero que le pedís es su mail (ahora la tendencia está cambiando y muchos les piden directo el celular). Arrancas a chatear día tras día, ves que todo marcha sobre ruedas, se pasan los celulares, y arrancan los mensajes de texto a cualquier hora y momento. Hay varias categorías de mensajes de texto: los que se mandan de lunes a viernes en la mañana se corresponden con una pareja de novios, los que se mandan de tarde/noche es que ya se conocen hace algún tiempo y están afianzando el vínculo y por ultimo, todos los que se mandan el fin de semana, especialmente los sábados y domingos a las 6 AM, en la que cada uno ya salió con sus respectivos amigos, y lo que se busca es culminar la noche juntos, de la mejor manera.
Ahora bien me interesaría cerrar con un tema específico: el cumpleaños y la tecnología. Están tus familiares y amigos de toda la vida, que históricamente en el día de tu cumpleaños te llaman a tu casa a las 12 para saludarte y al otro día te pasan a visitar. Así fue siempre y así será siempre. Pero también están lo que mensaje de texto mediante te saludan, y no digo que esté mal, simplemente creo que es una instancia menos personalizada, en el que no te escuchas la voz con la otra persona. Pero lo menos personalizado en este caso es saludar por el cumple mediante un mail, ahí si hermano/a prefiero que ni me saludes, antes de que me mandes un mail( se excluyen a los que viven en el exterior). Por último y poniéndome en el personaje de D’elia, voy a decir que ODIO a los que se ponen a chatear por mensaje de texto.

Fin

7 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno leissss (cami), que lindo recibir un texto a las 6am que diga nos encontramos

Roni dijo...

Como viviamos sin la tecnologia hace 15 años?? no importa, eramos muy chicos para tener un celular si existian; sin mail? eramos muy chicos para saber usarlo si lo teniamos.
Gente, cuando no existian los autos, aviones, como hacia la gente para viajar? viajaban meses en un barco, me van a decir que hoy en dia podriamos vivir sin eso? sin poder viajar en el 60 o el 57 para ir a sha cuando no hay auto?
seamos realistas y demos gracias a los avances tecnologicos..

Leo Camiser dijo...

Coincido Roni, los avances tecnológicos son más que importantes,como el ejemplo que estas dando del transporte, pero tambien me parece que muchas veces abusamos de los artefactos y nos vemos un poco contaminados. Un abrazo grande fenomeno!

Shirly dijo...

Muy bueno leo.
igual banco el chateo por mensaje de texto sorry.

Marce dijo...

Los tiempos han cambiado..de eso no hay dudas, nosotros tambien mutamos todo el tiempo y nos acostumbramos rapidamente a lo nuevo...
saludos!

Anónimo dijo...

Muy copado Leo! y me surge la pregunta ahora...Que seria de nosotros sin la tecnologia?
abrazoo

Gonzalo dijo...

Comparto con usted camarada! Creo que los sms separan un poco la cuestión social. Son muy útiles en otros aspectos, pero yo todavía conservo algo de la vieja escuela, voy a casa de amigos sin ser invitado, y todo el timbre en busca de algunos mates, y siempre estoy esperando el sonido del timbre de mi casa, sin previo aviso, de algún amigo que quiera compartir un vino. Buen Blog che...
Abrazo