jueves, 4 de junio de 2009

Sábado, mi buen amigo

Por fin llego el ansiado viernes, síntoma que se aproxima el fin de semana. Algunos comienzan a planificar desde tempranas horas a que boliche irán a bailar, mientras que otros simplemente se ponen contentos porque al menos por varias horas se acabaron las responsabilidades y tensiones. Hayas hecho lo que hayas, boliche, bar, cama, novia, hueso, play, la cuestión es que te vas a dormir y te levantes el SABADO. A esto quería llegar: que lindo que es el sábado. Cada uno lo aprovecha a su manera, pero hay cosas que hacen a este día glorioso como tal y a mi entender son: mirar fútbol, no importa si es del ascenso, de primera o de España, la cuestión es que te la pasas mirando fútbol, mientras te vas preguntando cual es el alimento que sigue: ya almorzaste, metiste fruta, helado, algún chocolate o galletita, llega un punto que comes por comer. Si tocás algún instrumento, no lo dudas, viola en mano o pelota en pie boludías un rato (mientras seguís pensando que otra cosa comer). Hablas con algún amigo, le contás que hiciste anoche, te reís un rato, la estas pasando bien, estas como queres. A lo largo de la semana te dijiste a vos mismo: “el sabado me estudio todo y me pongo al día”, pero es mentira, no te lo crees ni vos y encima de caradura te decís: “el domingo leo todo” pero sabes que te volves a mentir, no solo que no queres sino que no podes leer nada. A lo mejor se te da por jugar un rato a la play y seguir descansando. Se hacen las 19 hs. aprox. y ya no buscas comer algo dulce, querés seguir viendo fútbol pero acompañado por una birra y maníes, y por algún amigo que no tiene el decodificador o simplemente está en tu casa.
Va oscureciendo y están los que ya palpitan lo que será la noche porteña o bien los que no quieren apresurarse: cenan tarde, no tienen ningún plan en mente, y se dejan llevar.
Hayas lo que hayas hecho al otro día será domingo, un dia glorioso solamente hasta las 17 hs. Aprox.

Continuará…

Advertencia: todo lo mencionado anteriormente puede variar en torno a si estás de novio y no le das al SABADO el lugar que se merece.

5 comentarios:

Mati dijo...

Espero darle siempre al sabado el lugar que se merece...y si no que la historia me juzgue.
Un abrazo Leo, disfrute mucho del texto.

Leo Camiser dijo...

jaja que la historia te juzgue Mati!!! un abrazo grande y gracias

Seba dijo...

Comparto casi todo Leito!!!
A ver cuando se viene la del domingo eh!! un abrazo

MARTIN dijo...

la del domingo no, a menos que sea hasta el almuerzo.
sucede eso, me dejaste pensando sobre ponerse al dia, es claramente verdad, nadie hace nada los sabados, pero entonces... cuando nos ponemos al dia?, es algo magico no?, es como que en realidad nos ponemos al dia, en el bondi pre clase, o 5 minutos antes de la misma. me alegra saber que todos producen poco los sabados, asi libero el cargo de conciencia. mas alla de que muchos no lo hacen, mos, por razones estrictamente religiosas, en definitiva.... el sabado se descanza.
buonanote leito.

Gonza dijo...

El sabado es un dia glorioso, espero que todos lo entiendan!
abrazo