miércoles, 26 de agosto de 2009

Un poco de tenis


Fuimos a lo Del Potro, mi amigo de la primaria, el que vivió varios años en Mónaco. Todo se dio a partir de un contacto por Facebook y el resto fue cuestión de tiempo, de ultimar detalles y de concretar el tan ansiado encuentro. El que arrancó con toda la movida fue Fede rer, un flaco que de pibe decía que iba a ser tenista. No sé en realidad que será de su vida pero lo que si recuerdo es que al Fede mujeres no le faltaban. Coria el año ’99 cuando algunos compañeros lo encontraron en la sala de profesores con la de historia (para variar), en una situación un tanto delicada, al parecer, le estaba haciendo un Pete Sampras.
Ya éramos como 20 en la casa, había mucho nervio y al mismo tiempo ganas de compartir anécdotas y reírnos de aquellas viejas épocas. ¿Qué es lo que Haas hecho todos estos años?, le preguntó David Enko a Tomy. Realmente no pude prestar atención a su respuesta puesto a que el molesto del gato Gaudio no paraba de maullar y de arañarme, así que opté por pegarle un par de patadas para que dejase de molestarme. Empezamos a Tómas Berdich unas copas de champagne, mientras que algunos mezclaban Soderling con jugo y vodka. Intenté preparar un trago innovador, pero Rafael, haciéndose el entendido, tomó la palabra: “Usted no entiende Nadal, Agassi, llene el vaso hasta la mitad, póngale hielo y luego el energizante.” Finalmente seguimos sus pasos y fue un verdadero fracaso este trago. Golpearon la Puertas, era Mariano acompañado de Marcela, mas conocida como Chela, la mejor alumna de todo el curso. Aparentemente se habrían puesto de novios, pensé, y no me equivocaba. Hasta lo que yo tenía entendido, Marian era un pirata, que junto a su amigo Willy, tiraba muchas Cañas al aire en sus años de adolescencia, pero por lo visto finalmente habría logrado sentar cabeza. Se integraron rápidamente a la charla y nos dimos cuenta de que faltaba alcohol, así que un par fueron enfrente al supermercado del Chino Ríos. Aprovechando el momento, yo también opté por salir y me dirigí hacia mi auto a buscar mi campera que estaba en el Dabúl. Me reintegré al grupo y no tardaron los palos.-“Che, ¿Te acordás que vos de pibe tenías una vida muy Serena Williams, hasta que conseguiste el decodificador y empezaste a ver Venus Williams?”. - La verdad no sé de que estás hablando, en esa época yo solo Vilas transmisiones de fútbol, repliqué. A todo esto, comencé a percibir que una de las chicas, Cochita Martinez no paraba de mirarme. No lo dudé, me transforme en algo así como el hombre Lobo, le guiñe el ojo y nos fuimos para la pieza. Arranqué a darle Murray hasta que la mina me dijo:-“Gustavo, son las seis y Kuerten, todos se van a dar cuenta”. Regresamos al comedor y ya no quedaba nadie. Empezamos a percibir un raro olor, hasta que nos asomamos por la cocina y vimos a la madre Del Potro, cocinando Fish. ¡Que Verdazco! En tanto pudimos nos fuimos, la llevé hasta la casa, la muy perra vivía en Acasusso, en fin…

SaFIN

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja muyy buenoo
me hizo acordar a los fogones que haciamos con los apellidos de los janijim en el club.
Y bien ahi con el tennis banco!
saludo leo.

Shir

queenodoubt dijo...

leu, sabes que te banque TODAS tus historias hasta ahora en el blog, pero con esta de los tenistas, bardeaste :P:P:P tiene su onda, pero es un poco farfetch'd, igual te sigo bancando, dale para adelante ^^

Anónimo dijo...

leo sos una bestia, te banco siempre... abrazo siga asii

Leo Camiser dijo...

Gracias por la banca amigos!!!
Proximamente tendrán novedades.
un beso
Leo.

Laion dijo...

Jaaja muy divertido bestia, me agradó!